Operación vientre plano tras el embarazo II

Hace unas semanas os conté que iba a empezar un tratamiento de 18 semanas para recuperar mi abdomen, podéis leerlo pinchando aquí. Desde entonces muchas me preguntáis que qué tal me va con Stopdiástasis, si funciona, en qué consiste exactamente, si noto algo, etc. pues bien, hoy os hago un resumen de lo que han sido estas primeras 3 semanas a tope con mi amiga la faja y mis ejercicios para recuperar mi tripa de antes de los embarazos. Al final del post os cuento mis resultados.

PRIMERA SESIÓN (17 DE NOVIEMBRE)

En esta primera sesión nos explicaron bien qué es la diástasis y los problemas que causa el que ese espacio entre los rectos del abdomen no sujetase bien nuestros órganos: pérdidas de orina, dolores durante las relaciones sexuales, malas digestiones, gases o estreñimiento, entre otros.

A continuación nos pusimos “manos a la obra” y nos enseñaron los ejercicios que teníamos que hacer para ayudar a cicatrizar esta “herida” provocada durante nuestros embarazos por la expansión barriguil.

Además nos midieron y nos hicieron fotos para tener un control de la evolución del tratamiento. Después nos dieron la faja, nuestra nueva e inseparable amiga, y nos enseñaron a ponérnosla. Que parece todo muy fácil pero os aseguro que hace falta que te enseñen bien a ambas cosas.

Un punto importante a tener en cuenta acerca del tratamiento es que:

  • La faja sin ejercicios no vale de nada.
  • Los ejercicios sin la faja tampoco valen de nada.

Es el combinado lo que realmente funciona.

LA FAJA

Y la faja, como ya os comenté en el otro post, está patentada por Rafael VicettoNo es una faja de presión de las que comprimen sino que consta de varias tiras que tienes que ir ajustando para que se unan los dos lados del abdomen y ayudar a cerrar la diástasis.

EL CUADERNILLO

Este cuadernillo tiene su aquel, en él vienen bien explicados los ejercicios, las posturas que debemos evitar, y OJO al dato, unas casillas que tienes que ir completando cada día a medida que vayas cumpliendo con las rutinas: vas tachando los ejercicios que haces, tachas otra casilla si has llevado la faja, otra si has respetado el mantener la tripa en posición para que no se agrave la diástasis en momentos cotidianos como ir al baño o estornudar. Vamos que como para escaquearse.

STOPDIASTASIS2

Ahí me tenéis, a tope con mi cuadernillo recién levantada (los primeros ejercicios del día los hago en la cama)

LOS EJERCICIOS

En total son 3 rutinas de ejercicios al día; una por la mañana, otra al mediodía y otra por la tarde. Pero no os asustéis porque son tan sencillos que los puedes hacer sentada en una silla casi sin que se note. Tardas aproximadamente unos 10 minutos en completar cada rutina, es decir, son 30 minutos en total pero divididos en 3 momentos del día.

* Recordad que las abdominales, tal cual las conocemos, están prohibidas porque aumentan nuestra diástasis. Y muchas me preguntáis si estos ejercicios son hipopresivos, la respuesta es no, no tienen nada que ver.

MI EXPERIENCIA

Los primeros días tuve 2 sentimientos encontrados:

  1. Adaptarme a llevar la faja 24 horas al día, que no es lo más molón del mundo. De hecho a mí me molestaban las varillas de atrás los dos primeros días 🙁
  2. Coger con muchas ganas las rutinas de los ejercicios, estaba que me salía poniendo cruces en el cuadernillo, jajaja 🙂

Pasado un tiempo prudencial -de unos 5 días aproximadamente- mis sentimientos mutaron en:

  • Oye, pues la faja no es tan incómoda, de hecho cuando me la quito para ducharme me noto rara. Sí, ya somos amigas 🙂
  • Las ganas de las rutinas de ejercicios fueron disminuyendo, la pereza se apoderaba de mi 🙁 … pero la presión de rellenar las casillas del cuadernillo me obligan a cumplir si no el 100% por lo menos el 80%

Y es que, desde mi punto de vista, existen un par de cosas en este tratamiento que te obligan, por decirlo de alguna manera, a cumplir con él:

  1. El famoso cuadernillo donde vas tachando si cumples con el tratamiento.
  2. Los seminarios presenciales. Que son solo 3 pero oye que a medida que se aproximaba el 2º una piensa “ayyyy… que me van a ver cómo voy”, sensación casi de examen. Y claro, una no quiere ser la última de la clase, jajaja…

(Supongo que el que hace el tratamiento online tiene que ir dando parte al personal del centro, vamos que aquí no se libra de cumplir nadie).

Y llegó el día de la sesión presencial y allí llegamos todas, con nuestras fajas y comentando la jugada:

“Pues yo al final estoy hasta cómoda con la faja”; “pues yo después de este ejercicio acabo agotada”; “pues yo los hago en el cuarto de baño de la oficina”; “yo aprovecho los atascos en el coche”, etc.

En la sesión nos preguntaron qué tal lo llevábamos, si teníamos alguna duda y demás. Resueltas todas las cuestiones pasamos al “examen”, valoraron de nuevo de nuestra diástasis, la profundidad, medidas y fotos. Después nos enseñaron los nuevos ejercicios y estuvimos practicando largo y tendido, con sus respectivas correcciones, hasta tener la técnica dominada. Estos nuevos ejercicios, aunque no parecen complicados, hay que hacerlos uno de pie y el otro tumbada, la cosa se complica un poco pero todo sea por tener un vientre plano 😉 pero vamos que sudar no se suda, los puede hacer cualquiera.

MIS RESULTADOS EN ESTAS PRIMERAS 3 SEMANAS

Aunque yo ya me había notado la mejoría en casa cada vez que me quitaba la faja para ducharme, ni por asomo imaginé que había mejorado tantísimo en solo 3 semanas. Os dejo los datos que ya lucen en mi súper cuadernillo a modo de motivación máxima. Tamaño de mi diástasis por zonas:

  • Arriba tenía 4 dedos de separación entre mis abdominales y hoy tengo 2,5 dedos
  • En la parte de en medio tenía 3,5 y ahora he bajado a 2
  • Y en la del bajo vientre tenía 3 y he bajado a 2

En cuanto a la calidad del tejido, es decir, si al medir con los dedos se podían hundir más o menos en mi tripa, antes en las tres zonas marcaba como “profundo” y ahora estoy en “medio” por arriba, en la parte central sigo “profundo” pero en la parte inferior he mejorado y estoy en “medio”.

Os vais a hacer mejor a la idea con los centímetros de mi tripa por zonas:

  • En la parte alta de la tripa medía 83 cm y ahora estoy en 75 cm 
  • En la parte media de la tripa marcaba 91,5 cm de diámetro y ahora estoy en 82 cm 
  • En la parte baja de la tripa estaba en 97,5 cm y ahora me mide 88,5 cm 

Vamos que de arriba he reducido 8 cm, de en medio 9,5 cm y de abajo 9 cm. Como para no estar contenta, ¿verdad? La siguiente sesión será el día 28 de este mes, así que os mantendré informadas de la evolución.

Las fotos del antes y el después os las enseñaré en el post de cuando termine el tratamiento, para que se vea bien la diferencia. ¡Ah! otra cosa, la atención durante el tratamiento es constante, si tienes cualquier duda o comentario están a tu disposición por e-mail y por teléfono. De verdad que da gusto lo apoyada y atendida que se siente una.

Si queréis saber más acerca de este tratamiento visitad la web www.stopdiastasis.com

Antes de acabar, no se me olvida que os debo una receta de leche de almendras, en ello estoy 😉

¡Que tengáis un día muy molón!

Nos vemos en el siguiente post y, entre tanto, en  InstagramFacebook y Twitter.

6 thoughts on “Operación vientre plano tras el embarazo II”

mjberenguer59

Mucho ánimos con los ejercicios! La barriguita se va sólo si haces ejercicio y esos tienen muy buena pinta!!
Saludos cariñosos

liela

OOooh! O_0 pero si has bajado un montón de centímetros! Me hallo impresionada, lo reconozco. Vas a quedar con cinturita de abispa, y lo que es más importante, recuperada de la diástasis.

Un abrazo!

    icumas

    Sí!!! alucina!!! estoy súper contenta porque ya me entran mis pantalones de antes del embarazo. Voy a intentar seguir cumpliendo a tope con los ejercicios porque cada día me da más perecilla pero, claro, viendo que funciona una se motiva más 🙂
    Besazo!

nosoyunadramamama

Yo creo que todo lo que sea ejercicio (orientado a eso, como lo que haces tú o los hipopresivos) junto con la faja (yo soy muy fan!) ayudan mucho. También es verdad que la mejoría no se nota sólo por eso, sino que a medida que van pasando las semanas, el cuerpo también va mejorando… Yo con lo que noté que la cintura disminuye un montón es con los hipopresivos, cierto es que a la semana de dar a luz tenía menos de 70 centímetros, pero si de normal (fuera d epostparto y embarazo) tenia 60, ahora son 57… alguine sabe como hacer que el culo disminuya????jajaja…estoy dándole duro a las sentadillas!!! Tú en nada estás como nueva!! lo importante es que acabes con la diástasis y vas por buen camino!

Lydia – Padres en Pañales

Vaya cambio! Por un lado es normal que la tripa se reduzca conforme te alejas del.parto, pero si además lo estas haciendo sabiendo cómo hacerlo se te quedará la tripa super bien. Yo me la.noto floja floja ahora que me he apuntado a clases de tonificación.

    icumas

    La verdad es que tengo mejor la tripa ahora que cuando me quedé embarazada de niñomolón, es decir, la recuperación normal después del parto de niñamolona no fue completa. Vamos que seguramente ya tenía Diástasis entonces pero no la traté. Como siga así que tiemble Elsa Pataky jajaja XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *